En plena ebullición de la pista cubierta, hoy la campeona de nuestro deporte es Carlota Serrano, y es que en el Día Mundial contra el Cáncer no podría ser de otra manera. Una atleta acostumbrada a sobrepasar las vallas no se iba a amedrentar ante el duro obstáculo que la vida le puso en su camino hace algo más de un año:  el Cáncer de mama.

Apenas 28 años, su mejor momento deportivo (fue subcampeona de España absoluta de 400 metros vallas en 2013) y una dura noticia que gestionar. Incertidumbre, miedo y la rabia de pensar “por qué a mí”. Y es que esta enfermedad no respeto su vida saludable, su esfuerzo y trabajo físico. Pero lo que el cáncer no sabía es que se enfrentaba a una atleta, porque como ella bien dice “el atletismo me ha dado la constancia, el trabajo y la perseverancia, que es lo que me ha dado fuerza para luchar”.

Carlota ha superado el cáncer un año después, tras el duro proceso de la quimioterapia y tener que sustituir aquella representativa melena negra por un precioso pañuelo. Ya se volvió a calzar los clavos en 2016 y su sonrisa luce ahora más grande aún en las pistas.

Resultado de imagen de carlota serrano

Hoy es ella nuestra protagonista, porque logró alzarse con la mínima más dura: la de luchar y no rendirse.